Trucos

Como convertir sus ventanas normales en ventanas de cristal doble

Nos han dicho que las ventanas de cristal doble nos pueden ayudar a reducir el recibo de electricidad o gas, tanto en invierno como en verano. Sin embargo al momento de sacar cuentas por el número de ventanas totales que tenemos en casa resulta que la inversión sale de nuestro presupuesto mensual. Veamos una solución alterna para convertir sus ventanas normales en ventanas de cristal doble. Planificando gastos antes de actuar Antes que nada no debemos descartar la opción de comprar aquellas ventanas de cristal doble especialmente fabricadas para nuestra necesidad de ahorrar energía y dinero. Si hasta este punto y de alguna manera usted está cubriendo los gastos energéticos de calefacción y aire acondicionado la inversión mensual por cambiar una ventana a la vez puede de a pocos rendir sus frutos. Versión casera de ventanas de cristal doble Ahora, también podemos atrevernos a realizar la versión casera. La cual si se hace con los debidos cuidados se puede obtener unas ventanas de cristal doble cercanamente eficientes que aquellas homologadas por Energy Star. La idea es colocar una hoja de vidrio del mismo espesor que la de sus ventanas y que estas estén separadas entre sí mediante tiras del mismo vidrio o listones de madera. La separación puede ser de 6 a 10 mm, dependiendo del espacio disponible con el que cuente. Tome la medida de cada porción de vidrio de su ventana y compre esas medidas en una vidriería, además de las tiras de vidrio. Si los cristales de sus ventanas ya tienen listones sujetando el vidrio omita la compra de los listones. Compre también suficiente silicona para pegar y sellar los cristales y listones. Primero selle la hoja de cristal existente, por dentro y por fuera. Utilice una mínima cantidad de silicona. Pegue los listones con la silicona formando un marco interno sobre el cristal existente. Finalmente coloque el cristal comprado y fíjelo con la silicona sellando en todo el perímetro. Revise que todo quede bien sellado. Lo más importante de este procedimiento es hacerlo en un día soleado para evitar que se haya quedado aire húmedo entre las hojas de cristal. Este procedimiento hay que repetirlo con todas las hojas de cristal de sus ventanas. Si saca cuentas, el hacerlo usted mismo le significará cierto ahorro por materiales e instalación, lo que le permitirá convertir sus ventanas normales en ventanas de cristal doble de forma total...

Leer más

Iluminación solar mediante botellas con agua

Desde hace algunos pocos años a tras, la idea original de Alfredo Moser se ha difundido a nivel mundial a través de los medios, la iluminación solar mediante botellas con agua. Ahora volvemos a difundirla como una forma sostenible de no solo ahorrar energía sino de llevar luz hacia los hogares con menos condiciones económicas. De Brasil para el mundo Alfredo Moser, un ingeniero mecánico, es el inventor de la iluminación solar mediante botellas con agua. La idea surgió de la necesidad, ante los constantes cortes de fluido eléctrico que se viven en ciertas zonas de Brasil. Querer iluminar su taller de mecánica le conllevó a utilizar elementos de la vida cotidiana, botella plástica de gaseosa, agua, cloro y mucho ingenio para crear una nueva forma de iluminación solar. Pronto muchos vecinos adoptaron esta idea. Iluminación solar para los más necesitados En Filipinas también se ha adoptado la idea mediante un proyecto social llamado “Liter of Light” (un litro de luz). Dicho proyecto tiene como meta inmediata el iluminar un millón de hogares de bajos recursos económicos durante el 2012. Esta idea la podemos adoptar tanto para ahorrarnos el gasto de iluminación diurna como para reducir las emisiones de contaminantes generadas por las empresas generadoras de electricidad. Es posible que debido al tipo de construcción urbana, la iluminación solar mediante botellas con agua requiera de muchos cambios estructurales. Lo que no sucede cuando el techo está compuesto por calaminas de metal o asbesto. Instalar la iluminación solar mediante botellas con agua es sumamente sencillo. Usted puede seguir los procedimientos descritos en el programa “Liter of light” o ver el siguiente video sobre Alfredo Moser. Sin duda alguna, adaptándolo en alguno de los ambientes de su hogar usted podrá solucionar en parte el gasto por iluminación...

Leer más

Ahorrar energía en el verano mejorando la sensación térmica

Uno de los consejos más difundidos para el verano es de tan solo usar ventiladores en lugar del aire acondicionado (cuando existe). Sin embargo este consejo puesto en práctica muchas veces no llega a funcionar como lo esperábamos y es que faltaron algunos detalles importantes que le permitirán aliviarse del calor y ahorrar energía al no usar los equipos de aire acondicionado. El calor del verano Por lo general, en un día soleado, usted llega a su casa y dentro la sensación de calor suele ser mayor que en la calle, esto se debe a que puede haber más calor que afuera o a que dentro no hay ningún tipo de briza como la que había en la calle. Este simple análisis puede ser la clave para obtener una sensación térmica agradable durante el verano. Si cuenta con algún ventilador en casa será mucho mejor. Pero hay que saber cómo usarlo. Muchas veces hacemos lo siguiente. Entramos a una habitación determinada en la casa (dormitorio, sala por lo general), cerramos la puerta y encendemos el ventilador. A veces incluso cerramos las ventanas. Ubicando el ventilador frente a uno se siente algo agradable, pero no lo suficiente, sobretodo si necesita estudiar o trabajar incluso. La sensación térmica en nuestra piel La sensación térmica en nuestra piel mejora (se siente menos calor) si existe evaporación. Es decir si hace calor usted comenzará a sudar, pero si a la vez ese sudor puede evaporarse, la sensación térmica sobre su piel disminuirá y usted sentirá cierta frescura. Para esto necesitamos pasar sobre nuestra piel un aire que no esté cargado de cierta humedad y que permita absorber parte de ese sudor (que no necesariamente es visible). La mejor fuente es el aire exterior a la casa. Así la idea es hacer pasar aire externo a través de la habitación en la que estaremos. Si no hay suficientes corrientes de aire para que con solamente abrir una ventana y la puerta, tendremos que forzar usando el ventilador (si es de pie mucho mejor). Ubíquelo al frente de la ventana para que inyecte aire fresco del exterior. Si tiene dos ventiladores ubique el otro en la puerta para que mejore la corriente de aire dentro de esa habitación donde estará. Con esto mencionado la sensación térmica deberá mejorar rotundamente durante el verano. Si bien es cierto que no se iguala al de un aire acondicionado,...

Leer más