¿Por qué los bombillos de bajo consumo son mejores que los tradicionales?

Aunque cuestan más al principio, se ahorra dinero en el largo plazo mediante el uso de sólo un cuarto de la energía que consume una bombilla incandescente ordinaria. Esto sucede gracias a que el proceso a través del cual se produce la luz es diferente. Veamos cuál es.

En las bombillas tradicionales, el filamento de tungsteno, ese pequeño espiral de alambre que vemos suspendido en su interior, es atravesado por una corriente eléctrica que lo calienta debido a la resistencia del material a la transmisión de la corriente hasta el punto de incandescencia, en el que emite luz. Este proceso es ampliamente ineficiente debido a la cantidad de energía que se convierte no en iluminación sino en calor que se dispersa.

En el caso de las bombillas fluorescentes, la iluminación se produce gracias a un arco electrico que ocurre en el gas contenido en el bombillo. Esta descarga no genera es mucho más eficiente ya que no necesita calentar ningún filamente hasta el punto de encandesencia y un mayor porcentaje de la energía es convertido directamente en iluminación.

 

Relacionado  Como ahorrar energía con su computadora
Haz tu comentario en relación con ¿Por qué los bombillos de bajo consumo son mejores que los tradicionales? y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con ¿Por qué los bombillos de bajo consumo son mejores que los tradicionales? o con Ahorro de energía hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado ¿Por qué los bombillos de bajo consumo son mejores que los tradicionales?? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: