Ahorro de energía

Consejos y sugerencias para aprender a ahorrar en energía

Cómo puede la Gestión energética mejorar la competitividad en el transporte marítimo

La gestión energética es el estudio que analiza la situación del consumo actual de energía de una empresa, y trata de instalar sistemas de control para lograr mejorar la eficiencia energética. Aplicando dicha gestión energética al transporte marítimo podemos mejorar la competitividad del sector, mediante la reducción del consumo de combustible, a la par que logramos disminuir las emisiones de C02, que contribuyen directamente al efecto invernadero y al cambio climático. Esta gestión energética en el transporte marítimo debe contribuir a fijar objetivos a corto, medio y largo plazo para optimizar recursos energéticos, así como establecer medidas, acciones y modificaciones para reducir el consumo de combustible y las emisiones, así como proponer energías alternativas. ¿Cómo se realiza una Gestión Energética? Para llevar a cabo una buena gestión energética debemos mantener un orden de actuación, que es el siguiente: 1. Análisis de la situación inicial: Diagnosis Energética. 2. Establecemos los parámetros iniciales de ahorro a corto y medio plazo, y realizamos un flujo de grama del uso de la energía, ¿cómo se consume dicha energía? Para ello es probable que necesitemos instalar equipos de medición de energía. 3. Creamos medidas que puedan necesitar inversiones pequeñas y que éstas se puedan amortizar en 5 años como máximo. 4. Es importante mantener una evaluación para controlar y gestionar que los planes de mantenimiento se están desarrollando adecuadamente. 5. Para inversiones de mayor calibre, establecemos sus medidas y calculamos la amortización de las mismas. ¿Qué Beneficios reporta la Gestión Energética en el transporte...

Las nuevas tecnologías a favor del ahorro energético

El ahorro de energía lo podemos aplicar de manera efectiva en nuestra vida cotidiana sin que por ello debamos realizar un gran esfuerzo cada día. Realmente se trata de una actitud y un acto de conciencia social que nos lleva a realizar un cúmulo de pequeños detalles que, una vez creado el hábito, se realizan de manera casi automática, contribuyendo con ello al cuidado del medio ambiente y de nuestra propia economía. Hay que tener en cuenta que en el ahorro energético influyen dos partes. Por un lado está la conciencia del usuario y por otro la labor de los fabricantes de aparatos de nueva tecnología que suponen una ayuda extra y muy importante en el ahorro de consumo y en la reducción de nuestras facturas. En este último caso, solo hay que observar el hincapié que se hace desde hace algunos años en los envases de productos, en los que se resaltan sus propiedades ecológicas. Sin que ni siquiera tengamos aún el objeto en nuestras manos ya se nos indica a través de gráficos e iconos que el fabricante nos está ofreciendo algo que favorece el medio ambiente y el ahorro. Ello ha llevado a que el consumidor prefiera adquirir, por ejemplo un aparato de aire acondicionado o un frigorífico, que cumpla con las expectativas de ahorro de consumo que se pretende, sin sacrificar por ello todo el encanto y las prestaciones que tiene la tecnología de vanguardia. Todos sabemos que los nuevos productos tecnológicos para el ahorro...

Aparatos para reducir el consumo del coche

El consumo de nuestro coche es algo que nos preocupa cada vez más en estos tiempos que atravesamos en los que el ahorro en cualquier apartado de nuestra vida es fundamental y requiere de una atención especial que nos permita controlar los altos costes que pagamos por todo lo que tenga relación con la energía. La mejor forma de conseguir bajar el consumo de un coche es la de implantarnos ciertos hábitos a la hora de conducir, sobre todo conducir con suavidad, vigilar la presión de los neumáticos, cuidar el mantenimiento, vaciar el maletero de trastos que no son necesarios y en general prestar la atención debida en la conservación de sus componentes. A los indispensables consejos anteriores podemos sumar una serie de recursos extras que, aunque cuestionados por algunos, pueden resultar eficaces en muchos casos. Me refiero a los aparatos que existen en el mercado y que prometen reducir el consumo de nuestro coche. Aunque cada cual sacará sus propias conclusiones sobre la efectividad de estos sistemas, vamos a ver algunos de ellos. Sistema colector para la limpieza de los gases de escape Este nuevo sistema que se encarga de reducir el consumo de los motores diésel y por añadidura las emisiones de CO2 de los coches es obra de un grupo de investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia quienes aseguran, según las estimaciones realizadas, que con su utilización se alcanza un ahorro significativo que va desde el 1,5% en los turismos y cerca del 2% en...

Todo lo que necesitas saber del certificado de eficiencia energética

Desde el pasado 1 de junio de 2013, las viviendas en venta o en alquiler deben disponer obligatoriamente de un certificado de eficiencia energética. De no ser así, los propietarios pueden ser multados con sanciones que van desde los 300 hasta los 6.000 euros, según el Real Decreto aprobado el 5 de abril de 2013. Este certificado especifica mediante una escala de la A a la G, el nivel de emisiones de CO2 de una vivienda en comparación con las dimensiones del edificio. De este modo, se pretende que el comprador o el inquilino pueda valorar y comparar la eficiencia energética como un factor añadido para la toma de decisiones de compra o alquiler. Para solicitar el certificado energético de una vivienda deberemos acudir a un arquitecto técnico o ingeniero con las competencia adecuadas para llevarlo a cabo. Los precios y tarifas del certificado de eficiencia energética son variables ya que cada técnico establece sus propios precios. Si bien es cierto que se pueden encontrar arquitectos que realizan la certificación energética a muy buen precio. Por lo general, todos los inmuebles disponibles para la venta o el alquiler están obligados a tener una certificación energética. La normativa también incluye algunas excepciones como los pisos arrendados durante menos de cuatro meses, edificios aislados con menos de 50 metros cuadrados útiles, edificios y monumentos protegidos en los que se altera su carácter o aspecto, lugares de culto o religiosos, construcciones provisionales (para menos de dos años) y la parte no residencial...

Edificios pasivos. Construcciones con consumo de energía casi nulo

Hemos tenido acceso a un interesante informe de Alejandro Cobos Ballano, director de División de Green Building – LEED AP, Asesor BREEAMES INERIA Management, sobre los edificios pasivos y el método Passivhaus. Esta guía nos aporta bastante luz sobre la posibilidad de realizar construcciones con un diseño específico y muy estudiado, al que hay que añadir una ejecución meticulosa y profesional que haga que apenas requieran ningún aporte energético para mantener las condiciones termohigrométricas en su interior. Alemania fue el primer país en desarrollar casas pasivas. Eso sucedía hace ya ochenta años. A esta iniciativa pronto se sumaron otros paises del centro y norte de Europa. En 1988 y utilizando un ejemplo construido en Darmstadt (Alemania) se plantearon los parámetros que debían reunir estas construcciones y al que denominaron el estándar Passivhaus. Este estándar se reguló en al año 1966 por el Passiv House Institute (PHI) en el que colaboró el Dr. Feist junto con el profesor Bo Adamson. El PHI tiene como objetivo la aplicación económicamente viable del estándar, siendo líderes en investigación, utilización y certificación de edificios pasivos. Aunque al principio solo se llegó a aplicar a viviendas unifamiliares, en la actualidad se está aplicando ya a diferentes tipologías de edificios, desde bloques de viviendas hasta guarderías, colegios, polideportivos, etc. La estrategia de cualquier edificio pasivo se centra en una combinación de orientación de los huecos, puentes térmicos, control de infiltraciones y aislamiento térmico. Se complementará además con unas instalaciones técnicas de ventilación y recuperación térmica que...