Ahorro consumo

Ahorra en tu factura con un dimmer de luz

Antiguamente entendíamos la luz como un servicio que podíamos activar o desactivar, tan simple como eso. La mayoría hemos crecido entre interruptores de dos posiciones que encendían y apagaban la luz de nuestros hogares y oficinas.   El consumo eléctrico de este tipo de conexiones, más allá del tipo de bombilla que utilicemos, es siempre máximo, puesto que no hay forma de regular o adaptar la potencia. “Un dimmer de luz es lo que coloquialmente conocemos como un regulador, permitiéndonos ajustar la intensidad de la luz a la actividad o momento del día en que requiramos de esa ayuda lumínica artificial” Existen diferentes tipos de dimmer de luz o reguladores para los que os dejo una pequeña clasificación por si tenéis dudas sobre cuál os puede interesar más para vuestro caso concreto. Hay que tener en cuenta que el consumo energético de los reguladores hará que se adapte al porcentaje de intensidad lumínica que apliquéis en cada situación. Siempre es interesante iniciar todo proceso de cambio con una prueba. Si no estáis convencidos sobre el ahorro que os pueda reportar el cambio de vuestro interruptor clásico por un dimmer de luz, podéis coger una habitación representativa a modo de prueba. Como no podemos segmentar el gasto en electricidad por interruptores o habitaciones, deberemos aplicar el cambio en una habitación que preveáis que tiene una relevancia importante a final de mes. Pensemos que si aplicamos el cambio sobre una sola habitación, la diferencia no será tan acusada, pero en condiciones normales y tras haber monitorizado el gasto durante 2 o 3 facturas obtendremos unos resultados cuantificables. Podemos hacer una doble comparación, por una parte analizando cuál fue el consumo energético de los meses previos al cambio del interruptor por el dimmer de luz. Ahora bien, como seguramente hayan pasado meses y estemos comparando estaciones del año distintas, tendremos un sesgo importante que debemos tener en cuenta producido por el exceso o disminución del consumo eléctrico de otros aparatos tales como el aire acondicionado o la calefacción. Es por todo ello que podría ser más interesante comparar esas 2 o 3 facturas nuevas con las equivalentes a los años anteriores. Si actualizamos los precios de los años anteriores a las subidas pertinentes de IVA y otros aumentos, tendremos un reflejo más fiel del descenso energético que ha supuesto a nivel económico la instalación de los reguladores de luz. Aprovecho para dejaros...

Leer más

Agua en la oficina: menos gasto, más consumo

El agua, como bien más preciado de nuestro planeta, debe tratarse y conservarse de la forma más sostenible por el bien de todos. “No es lo mismo gasto que consumo, el primero debemos reducirlo en nuestras empresas y concienciar a nuestros empleados de ello; el segundo debemos potenciarlo para mejorar la salud de nuestra plantilla” El consumo y consecuente malbaratamiento de agua es una de las partidas de gastos en las que a menudo menos reparan las empresas. Un uso inadecuado o excesivo del agua provocará un incremento de nuestros costes variables y, además, nuestra contribución al empobrecimiento de la calidad de nuestro medioambiente. Los trabajadores concienciados con el medioambiente son en muchos casos minoría, siendo el resto propensos a tener actitudes frente al consumo de agua que, por otra parte, pueden no tener en sus hogares. La diferencia está en el bolsillo, pues en un caso paga la empresa el uso del agua en la oficina, mientras que en sus casas sale de su sudor y tiempo, por lo que procuran minimizarlo en la medida de lo posible. “Con esto, no queremos decir que se deba reducir el gasto en agua al mínimo o a niveles antihigiénicos, nos referimos a racionalizar su uso y, sobre todo, eliminar aquel que sea innecesario” Todas las empresas deberían priorizar este control del gasto en agua con sistemas de incentivos y beneficios para los trabajadores que menos consuman. Tampoco debe convertirse en una competición en la que gane un único empleado, pero sí que todas las personas que entren dentro de unos niveles bajos puedan obtener un reconocimiento o premio acorde a su conciencia medioambiental. “¿Hay que reducir el consumo de agua que beben nuestros trabajadores? Rotundamente, no” Los beneficios de beber agua son numerosos, esenciales para el correcto funcionamiento de nuestros órganos vitales. El consumo de agua recomendado diariamente ayuda a que nuestros empleados lleven una vida saludable. Las posibilidades de incorporar agua para tu oficina son múltiples, y también recomendable sería que el acceso a ella fuera gratuito en todos los casos para no contraer su consumo. Si juntamos un correcto consumo de agua en la oficina con proyectos o facilidades de acceso al ejercicio físico para nuestros trabajadores, los números de la empresa y el ambiente laboral se verán ampliamente mejorados. Es una cuestión de cuidar el medioambiente y a nuestros trabajadores, sí, pero también de incrementar de forma...

Leer más

Cómo ahorrar electricidad con el termo eléctrico

Tener agua caliente en forma contante es uno de los lujos con los que contamos en la actualidad y el responsable de esto es el termo. Los hay con conexión a la red de gas natural pero también hay otros que utilizan la energía eléctrica. Para ahorrar energía puede seguir algunos consejos para utilizar el termo eléctrico evitando un gran gasto eléctrico. Cómo escoger el mejor termo eléctrico Para saber exactamente qué termo eléctrico le convendrá usar, es necesario tener en cuenta la cantidad de miembros de la familia que lo usarán a diario. Además deberá tener en cuenta el tipo de agua de la zona ya que no es lo mismo calentar aguas duras que aguas blandas.  Para calentar el agua utilizando el mínimo consumo energético, es necesario que el termo eléctrico esté aislado correctamente para que no pierda el calor. Para evitar un gran gasto de electricidad es conveniente que el consumo energético se realice durante la noche pues el consumo es el 53 por ciento más económica y estará disponible durante el día para la demanda de todos los miembros de la familia. Si usted nota que la temperatura del agua no es la suficiente, solo hace falta que mueva el termostato hasta encontrar el calor ideal evitando que la misma no supere los 60º centígrados. Imagen: staticd71.lavozdelinterior.com.ar/sites/default/files/archivo/nota_periodistica/ducha.jpg  ...

Leer más