Consumo de energía en el hogar

Tener un conocimiento amplio de la energía que consumimos en nuestra casa es un buen punto de partida para iniciar un sistema de control acertado y, por supuesto, conseguir ahorrarnos un dinero considerable, al poner en marcha una actitud de eficiencia energética por la que se consiga un bienestar en nuestro hogar, pero que a su vez no se derroche inutilmente con pérdidas innecesarias que solo harán que aumenten nuestros gastos y que contribuyamos a la pérdida global de energía que se está dando en el mundo occidental.
Una buena forma de iniciar este control de la energía de nuestro hogar es conocer qué partes de la casa consumen más energía. Una evaluación de este tipo hará que sepamos qué áreas no son eficientes y nos ayudará a tomar medidas más eficaces para que los costos de energía se reduzcan considerablemente. Por ejemplo, debemos ser conscientes de que los gastos de calefacción representan una parte importante de la factura de gastos en este terreno, por lo que puede ser uno de los puntos primeros a controlar.

CONSEJOS PARA EVALUAR LA ENERGIA

-Comencemos por revisar los aislamientos de una serie de puntos claves en la casa, como podrían ser el ático, las paredes interiores del sótano, los techos interiores, las paredes exteriores, los pisos y los espacios de acceso a tuberías y conductos varios.

-Debemos comprobar si existen grietas o huecos alrededor de las paredes, ventanas, puertas, techos, luces, interruptores, enchufes eléctricos y accesorios de plomería, por los que el aire puede pasar al interior, o bien al contrario, dejarlo escapar al exterior. Caso de que tengamos chimenea, ver si los reguladores de tiro de ésta están abiertos.

Relacionado  Las nuevas tecnologías a favor del ahorro energético

-El alumbrado de la casa es un punto clave para el ahorro de energía ya que suele ser frecuente no tener el cuidado que sería necesario a la hora de encender y apagar las luces, sobre todo de la cocina, la sala o la parte exterior, con el consiguiente aumento del gasto eléctrico que encerecerá nuestras facturas de la compañía eléctrica. Por ello, conviene encontrar la manera de utilizar controles de iluminación, como sería el caso de reductores o atenuadores de luz (dimmers) o sensores para detectar la presencia de personas. Utilizando estos aparatos, con seguridad conseguiremos un ahorro bastante aceptable. De la misma forma, si reemplazas los focos incandescentes tradicionales por lámparas fluorescentes también contribuirás a ahorrar un buen dinero.

-Asegúrate de leer los manuales de los diferentes aparatos eléctricos y electrodomésticos de la casa. En ellos encontraremos información sobre la mejor manera de que funcionen y de que el consumo sea el adecuado y más barato.

-Si nos lo podemos permitir, buscar las recomendaciones de un profesional es una buena opción. Son empresas de servicio público encargadas de realizar evaluaciones del uso de la energía. Suelen ser gratuitas o cobrar muy poco, y sus consejos pueden resultar muy interesantes y detectar problemas que a nosotros se nos pasarían por alto. Incluso podrían presupuestarnos sobre una serie de medidas extras para ahorro de energía que conseguirían una alta eficiencia en nuestra casa.

Haz tu comentario en relación con Consumo de energía en el hogar y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Consumo de energía en el hogar o con Ahorro de energía hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Consumo de energía en el hogar? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: