El ahorro de energía es dinero

En estos tiempos que atravesamos, en los que las palabras «crisis» y «ahorro» campean por doquier, hemos decidido crear esta guía práctica, con el fin de aportar ideas y soluciones en temas relacionados con el ahorro de energía, con el fin de que, por un lado, consigamos ahorrarnos un dinero, posiblemente más importante del que pensamos a primera vista, y por otro lado, aprendamos a aportar lo que es ya un valor social con nuestra forma particular de vivir el día a día. Tengamos en cuenta, por ejemplo, que una eficiencia energética en nuestro hogar, no solo hace que nuestra casa sea un lugar mucho más agradable, sino que también nos traerá beneficios interesantes a más o menos corto plazo. Incluso aseguraría que con ese ahorro producido se podrían pagar todas las mejoras que los aparatos domésticos vayan necesitando e incluso contribuir bastante al costo de comprarnos aparatos nuevos. Creo que merece la pena plantearnos esta actitud, caso de que no estemos llevándola a la práctica hasta este momento, ya que esa forma de comportamiento redunda de manera importante tanto a nivel personal como social.
Cada familia gasta anualmente en servicios públicos y cuentas relacionadas con la energía un dinero bastante considerable, y si somos sinceros nos daremos cuenta de que una parte importante de esa energía se desperdicia por nuestra falta de control, ya sea en la casa o en el uso cotidiano del coche. Debemos tener muy presente que, por ejemplo, generar la electricidad que se necesita para una sola casa emite al aire más dióxido de carbono que dos coches normales. Es solo un pequeño ejemplo, pero que nos da una idea de hasta qué punto debemos ser conscientes de que la energía no debe desaprovecharse y de que se puede ser consecuente en estos campos sin por ello tener que mermar la calidad de vida de nuestra familia y nuestro entorno. Solo hay que empezar realizando pequeños cambios, aparentemente sin importancia, y poco a poco ir extendiendo esa conducta hasta que nos resulte totalmente natural. Intenta mirar tu casa como un sistema de energía global, compuesto por pequeñas partes independientes a las que también hay que tener muy en cuenta. Nuestro bolsillo y la sociedad nos lo agradecerá.

Relacionado  Productos de ahorro de energía - 10 dispositivos de fácil uso - Parte 3
Haz tu comentario en relación con El ahorro de energía es dinero y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con El ahorro de energía es dinero o con Ahorro de energía hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado El ahorro de energía es dinero? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: