El calor del último piso de la casa

Vivir en el último piso de una casa tiene sus ventajas y desventajas. Entre las ventajas están las de no tener que mirar mucha gente pasar frente a nosotros y disfrutar de una gran vista del barrio. Sin embargo una de las desventajas que más nos mortifica es la de soportar las altas temperaturas del verano. Ahora que el clima es más agradable es hora de tomar cartas en el asunto para reducir el calor del último piso de la casa.

El efecto invernadero

Durante el verano, cuando estamos en casa (en este caso en nuestro último piso) solemos abrir cuanta ventana exista para aliviar algo de calor. Sin embargo si salimos dejando cerrado todo, al regresar encontraremos lo de siempre un calor insoportable. Esto se debe a la acumulación de calor que poco a poco ha sido absorbida por los distintos materiales de la estructura de la casa, comenzando por el  techo y las paredes. Dicho calor es irradiado a los demás elementos de la casa. Este calor almacenado es liberado a medida que avanza el día y las temperaturas exteriores disminuyen, manteniendo nuestro piso a una temperatura poca agradable aún.

Formas de reducir el calor

Pero a veces abrir las ventanas o encender un ventilador no basta. Pensar en un equipo de aire acondicionado puede estar fuera de nuestro alcance debido al precio de los equipos, instalación y el gran consumo de energía eléctrica que significaría. Usando una silla llegue a tocar el techo y notará la gran temperatura que tiene, la cual en todo momento es irradiada al interior de la casa.

Relacionado  Conviviendo con nuestra refrigeradora para ahorrar energía

Ante este problema surgen dos alternativas muy utilizadas:

  • Pintar el techo de blanco externamente. Para realizar esta tarea no hay requisito previo sino la más alta convicción de hacer algo por nuestro conforte. Para esto necesitamos pintura blanca en especial látex para poderla lavar posteriormente. Una alternativa más eficiente es la pintura blanca reflectante. Aquella usada para demarcar las señales en las autovías. Pero manejémonos con lo que podemos encontrar más fácilmente. Limpie el techo de cualquier partícula, si gusta puede lavar el piso del techo y al secarse aplique la pintura mediante un rodillo. Deje secar y aplique la segunda mano y listo. Al día siguiente usted comenzará a notar que la cantidad de calor es ligeramente menor. Y que al atardecer lo poco acumulado se enfriará más rápidamente que antes.
  • Colocar una sombra sobre el piso del techo. Esta alternativa es un poco más laboriosa pero tiene sus ventajas. Mediante una estructura de madera a mediana altura usted puede hacer una sombra (un techo) sobre el piso del techo del último piso de la casa o apartamento. Puede utilizar madera, láminas de Triplay, calamina o acero galvanizado. Si está a su alcance píntelas de blanco por encima. Así tendremos una sombra para el techo de la casa. El blanco de esta reflejara parte de la radiación. El aire entre esta y el piso del techo permitirá que la absorción por parte de este último sea menor. Y además dejando todos los lados abiertos se permitirá que se ventile naturalmente permitiendo que no se acumule calor. Recuerde que esto es adicional a pintar el piso de su techo de blanco.
Relacionado  Controle su iluminación con sensores de movimiento

Ahora que la temperatura está muy amigable no hay tiempo que perder para reducir el calor del último piso de la casa. Haga la prueba incluso sobre uno de los ambientes de su casa, quizás sobre el dormitorio o la sala y compare antes de proceder con la totalidad del techo.

Haz tu comentario en relación con El calor del último piso de la casa y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con El calor del último piso de la casa o con Ahorro de energía hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado El calor del último piso de la casa? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: