Todo sobre "certificado de eficiencia energética"

El Certificado Energético de Viviendas, obligatorio para vender o alquilar una vivienda

El Certificado Energético de Viviendas, obligatorio para vender o alquilar una vivienda

Aproximadamente hace dos años que quedó implantada en España la obligatoriedad de disponer del Certificado Energético de las Viviendas. Este certificado abarca tanto a las viviendas que se vendan como a las que se alquilen. Claro que, como sucede en otras cosas de este país, mucha gente hace caso omiso al tema por falta de información sobre todo o bien porque ponen en práctica la picaresca en este asunto. Muchos de los que se hacen con este certificado ni siquiera saben que tendrá una vigencia de diez años y que deberán hacerlo presencialmente y no pasar datos por teléfono al técnico para que lo elabore, con el riesgo de falsedad en las características que ello conlleva. Para obtener el Certificado Energético de Viviendas, un técnico homologado deberá calificar el grado de eficiencia de una vivienda, detallando si el edificio está preparado para ahorrar energía o la derrocha por cualquier motivo relacionado con su estructura. La valoración será más o menos aceptable en función de la letra que se indique en el certificado. Si es A, tanto el comprador como el inquilino podrán ahorrar energía durante su estancia. Por el contrario, si es F o G hay un problema que debe subsanarse. Las anomalías detectadas pueden tener que ver con ventanas, calefacción, puertas o cualquier otro motivo que ni siquiera se haya apreciado hasta entonces. Cuando surge un comprador o un inquilino, éste sabrá a qué atenerse en función de la información que se le suministre a través del certificado....

Todo lo que necesitas saber del certificado de eficiencia energética

Desde el pasado 1 de junio de 2013, las viviendas en venta o en alquiler deben disponer obligatoriamente de un certificado de eficiencia energética. De no ser así, los propietarios pueden ser multados con sanciones que van desde los 300 hasta los 6.000 euros, según el Real Decreto aprobado el 5 de abril de 2013. Este certificado especifica mediante una escala de la A a la G, el nivel de emisiones de CO2 de una vivienda en comparación con las dimensiones del edificio. De este modo, se pretende que el comprador o el inquilino pueda valorar y comparar la eficiencia energética como un factor añadido para la toma de decisiones de compra o alquiler. Para solicitar el certificado energético de una vivienda deberemos acudir a un arquitecto técnico o ingeniero con las competencia adecuadas para llevarlo a cabo. Los precios y tarifas del certificado de eficiencia energética son variables ya que cada técnico establece sus propios precios. Si bien es cierto que se pueden encontrar arquitectos que realizan la certificación energética a muy buen precio. Por lo general, todos los inmuebles disponibles para la venta o el alquiler están obligados a tener una certificación energética. La normativa también incluye algunas excepciones como los pisos arrendados durante menos de cuatro meses, edificios aislados con menos de 50 metros cuadrados útiles, edificios y monumentos protegidos en los que se altera su carácter o aspecto, lugares de culto o religiosos, construcciones provisionales (para menos de dos años) y la parte no residencial...