Todo sobre "horno"

Como ahorrar energía durante el uso del horno eléctrico

Como ahorrar energía durante el uso del horno eléctrico

El horno eléctrico es un electrodoméstico que cuenta con varias resistencias que permiten realizar una cocción pareja de todo tipo de alimentos. Al ser un aparato que utiliza la electricidad para cocinar, puede ser que el gasto de energía sea más elevado que con un horno de microondas o la cocina convencional. Como funciona y como ahorrar energía El horno eléctrico cuenta con termostato que permite graduar la temperatura  y además puede contar con un botón de turbo y de microondas presente únicamente en los aparatos de alta gama. Para que el horno eléctrico no gaste energía de más al momento de uso, es conveniente precalentarlo durante unos minutos para luego graduarlo bajándole la temperatura, de esta manera el gasto energético será menor durante todo el proceso de cocción. Además para evitar pérdidas de calor con las consiguientes demoras en la cocción que esto conlleva, procure que la puerta del electrodoméstico este bien cerrada. Finalmente, si su horno eléctrico cuenta con función de turbo y de microondas, utilice estas opciones pues gracias a esto podrá cocinar en menos tiempo obteniendo los mismos resultados. Este electrodoméstico utiliza una potencia aproximada de 0.8 a 2 KW lo que le da un consumo de energía de 10 KWh por mes usado en forma...

Trucos para ahorrar energía en la cocina

Hay muchas formas de ahorrar energía en casa. Y un lugar como la cocina, donde pasamos tanto tiempo, hay que tenerla en cuenta en este aspecto. Con pequeños consejos se puede conseguir ahorrar mucha energía, y por tanto, dinero. Por ejemplo, no poner el lavavajillas hasta que éste no esté completamente lleno y usar el programa de «ahorro de energía». Algo tan simple como abrir el frigorífico lo indispensable y durante el tiempo estrictamente necesario también supone un ahorro. Parece que esto no puede suponer mucho ahorro, pero piensa las veces al cabo del día que abrimos y cerramos la nevera. Cada vez que pasa esto, empieza a perder frío y tiene que gastar energía para poder mantener la tempetura. Así, si pensamos antes de abrir qué vamos a coger, el tiempo que éste permanecerá abierto será mucho menor. Por otro lado, si el frigorífico tiene más de doce años, quizás te convenga comprar uno nuevo, pues son mucho más eficientes y a la larga su bolsillo se lo agradecerá. Algo que hay que evitar es la formación de escarcha en el congelador ya que esta capa de hielo actúa como aislante y el refrigerador tendrá que gastar más energía para poder mantener la temperatura constante. A la hora de cocinar, también hay pequeños trucos. Por ejemplo, al usar el horno éste se debe poner a la temperatura exacta. Si lo ponemos a una temperatura más elevada porque pensamos que se calienta antes, estamos equivocados, sólo conseguimos gastar más...