Edificios pasivos. Construcciones con consumo de energía casi nulo

Ahorro de energía. Consejos y sugerencias para aprender a ahorrar en energía

edificios pasivos

Hemos tenido acceso a un interesante informe de Alejandro Cobos Ballano, director de División de Green Building – LEED AP, Asesor BREEAMES INERIA Management, sobre los edificios pasivos y el método Passivhaus. Esta guía nos aporta bastante luz sobre la posibilidad de realizar construcciones con un diseño específico y muy estudiado, al que hay que añadir una ejecución meticulosa y profesional que haga que apenas requieran ningún aporte energético para mantener las condiciones termohigrométricas en su interior.

Alemania fue el primer país en desarrollar casas pasivas. Eso sucedía hace ya ochenta años. A esta iniciativa pronto se sumaron otros paises del centro y norte de Europa. En 1988 y utilizando un ejemplo construido en Darmstadt (Alemania) se plantearon los parámetros que debían reunir estas construcciones y al que denominaron el estándar Passivhaus. Este estándar se reguló en al año 1966 por el Passiv House Institute (PHI) en el que colaboró el Dr. Feist junto con el profesor Bo Adamson. El PHI tiene como objetivo la aplicación económicamente viable del estándar, siendo líderes en investigación, utilización y certificación de edificios pasivos.

Aunque al principio solo se llegó a aplicar a viviendas unifamiliares, en la actualidad se está aplicando ya a diferentes tipologías de edificios, desde bloques de viviendas hasta guarderías, colegios, polideportivos, etc.

La estrategia de cualquier edificio pasivo se centra en una combinación de orientación de los huecos, puentes térmicos, control de infiltraciones y aislamiento térmico. Se complementará además con unas instalaciones técnicas de ventilación y recuperación térmica que garantizarán la ventilación en todo momento y las condiciones de temperatura en situaciones extremas.

Estos edificios aplican tecnologías sencillas que no requieren estar pendientes de corrientes de aire, de la ventilación o del control de las instalaciones. Es decir, que su utilización no precisa de atención por parte de sus ocupantes.

Aunque las soluciones aplicadas deberán adaptarse a casa caso concreto, el concepto de edificio pasivo es aplicable a cualquier tipo de climatología. Por ejemplo, en climas cálidos la protección solar y la refrigeración pasiva serán fundamentales, mientras que en climas fríos la conservación del calor interior y la ganancia solar serán prioritarios.

Para una información más amplia, una guía completa puede descargarse aquí.

¿Te ha gustado Edificios pasivos. Construcciones con consumo de energía casi nulo? Pués díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Haz tu comentario en relación con el tema Edificios pasivos. Construcciones con consumo de energía casi nulo y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación al reportaje Edificios pasivos. Construcciones con consumo de energía casi nulo o con Ahorro de energía hazlo aquí. Gracias.

¿Quién es Rafa M. ?

Ver otros artículos de