Conviviendo con nuestra refrigeradora para ahorrar energía

Conviviendo con nuestra refrigeradora para ahorrar energía

Cuando tocamos el tema de la refrigeradora de nuestro hogar, trabajo o centro comercial, si esta no es tan moderna como quisiéramos obtendremos la siguiente solución: Comprar una nueva. Sin embargo la situación económica actual no siempre nos permitirá esos lujos sobre todo si hablamos del uso doméstico (nuestra casa). Veamos entonces como poder convivir con nuestra refrigeradora para ahorrar energía.

La refrigeradora en palabras simples

Antes que todo debemos saber identificar el problema (si existe) y proceder con propiedad a hacer lo posible para solucionarlo o aminorarlo en su defecto. Por lo tanto es mejor que entendamos, de una forma simple, como funciona una refrigeradora.

La refrigeradora es una caja con paredes y puertas de gran aislamiento térmico. Este aislamiento permite que el calor no pase fácilmente del exterior (usualmente la cocina) hacia el interior de la refrigeradora. El sistema de refrigeración instalado en esta caja (nuestra refrigeradora) tiene como función el extraer el calor aportado por los alimentos que usted guarda dentro de la caja y el transferirlo al exterior por medio de un gas refrigerante y a través de radiadores. Cada vez que se logra disminuir la temperatura interna de la caja a un nivel deseado un control de temperatura (termostato) detiene el funcionamiento del sistema de refrigeración hasta que el interior de la caja aumente su temperatura nuevamente.

Lo que podemos hacer para ahorrar energía

Este ciclo de prender y apagar el sistema de refrigeración permite que los alimentos se mantengan a una temperatura óptima para su conservación. Sin embargo si el ciclo es muy frecuente se produce un elevado consumo de electricidad. Si esto sucede con su refrigeradora démosle atención a lo siguiente:

  • Mientras menos tiempo se mantengan abiertas las puertas mejor. Para evitarlo es recomendable mantener un buen orden dentro de su refrigeradora. Así, podrá sacar o poner alimentos de forma rápida.
  • Mientras más llena la refrigeradora mayor tiempo se conservará la temperatura fría. Si por lo regular usted no usa toda la capacidad, coloque botellas de agua (si es para tomar mucho mejor).
  • Regule el control de temperatura apropiadamente. Todo dependerá de los productos a congelar (compartimento superior). Si no hay dicha necesidad, trate de regular el control al mínimo (para conservar y hacer hielos solamente).
  • El empaque de la puerta es el primer elemento de aislamiento en gastarse. Revise que esté íntegro, de lo contrario haga que se lo cambien para evitar que el calor ingrese dentro de su refrigeradora.
  • Si el sistema de refrigeración nunca deja de funcionar, apáguelo por un tiempo (una hora) y pruebe lo dicho anteriormente antes de llamar al servicio técnico.
Relacionado  Ahorra energía con el router Belkin, que incluye monitoreo de consumo

Así, sabiendo como funciona su refrigeradora usted podrá encontrarle sentido a las recomendaciones que reciba acerca del ahorro en energía que usted puede hacer conviviendo con su misma refrigeradora.

Foto: flickr.com/photos/bradipo/5617896008
Haz tu comentario en relación con Conviviendo con nuestra refrigeradora para ahorrar energía y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Conviviendo con nuestra refrigeradora para ahorrar energía o con Ahorro de energía hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Conviviendo con nuestra refrigeradora para ahorrar energía? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: